Solamente queda un 1% de la vida total en el planeta

La vida en la Tierra ha estado en constante cambio, evolucionando a la par que cambia la superficie del planeta. La tierra y la vida que ella alberga han evolucionado de manera conjunta a lo largo del tiempo. Así como ha cambiado la forma y posición de los continentes y océanos, así ha cambiado la composición y diversidad de las especies que en ellos habitan.

Se estima que en la actualidad viven cerca de un 1% (o menos) del total de especies que jamás hayan existido sobre el planeta. ¿Y qué pasó con el restante 99%? Pues sencillamente se han extinguido; unas en eventos individuales, cual experimentos fallidos de la evolución, otras durante períodos de extinción masiva donde desaparecieron muchas formas de vida.

Hasta ahora se ha contabilizado cerca de 1.5 millones de especies de animales y plantas, aun cuando los estimados indican que puede haber unos 8.7 millones ¿A qué se debe que no sean todas conocidas? La determinación de las especies corresponde a especialistas llamados taxónomos (personas que ejercen la Taxonomía, la ciencia de describir y darle nombre a las especies). Y estos especialistas son pocos y generalmente ubicados en centros de investigación retirados de los lugares que ameritan más atención.

Más de la mitad de las especies que han recibido nombre proviene de las regiones templadas de los continentes americano y europeo, que han sido estudiadas durante más tiempo, y que poseen ecosistemas menos diversos si los comparamos con, por ejemplo, la zona tropical.

Algunos grupos de organismos son mejor conocidos que otros. Entre los vertebrados, los mejor conocidos son mamíferos, aves, cocodrilos y tortugas. Los inventarios para otras clases de vertebrados distan mucho todavía de ser completos.


Las tortugas marinas son un grupo muy reducido de especies relativamente bien conocidas. Fotografía de Ralph Pace

Aún en grupos bien estudiados, como es el caso de las aves, la aplicación de nuevas tecnologías, como análisis de ADN, ha permitido identificar más especies. Es el caso del pinzón azul de Gran Canaria (Fringilla polatzeki) que se creía era una forma afín al pinzón azul de Tenerife (Fringilla teydea), pero que el análisis genético reveló que se trataba de una especie totalmente diferente. La destrucción de su hábitat boscoso nativo así como la recolecta indiscriminada de ejemplares ha colocado a la especie al borde de la extinción.

El pinzón azul de Gran Canaria fue formalmente reconocida como especie plena en el año 2016. Es una de las aves más amenazadas de Europa. Fotografía de José Manuel González Salas

Las extinciones de especies (o incluso de grupos completos, como en las ranas) representa una presión adicional para los ecosistemas. Muchos organismos están desapareciendo sin siquiera haber recibido un nombre científico, o haber sido conocidos. Y es precisamente ese 1% de especies que conocemos, las que sabemos están sufriendo desaparición de sus poblaciones más que todo por causas de la acción del hombre sobre la naturaleza.

¿Sabes cuales especies de tu entorno están amenazadas de extinción?

Si quieres conocer más sobre el pinzón azul de Gran Canaria: Fringilla polatzeki. ¿Quieres saber más?: Se desconoce aún el 86% de las especies de la Tierra.