Half-earth: La lucha de nuestro planeta por la vida

Una nueva visión de la conservación de la naturaleza surge de la mano y mente del afamado científico estadounidense Edward O. Wilson. “Half-Earth: Our Planet’s Fight for Life” es el título del último libro de este biólogo conservacionista que propone, ni más ni menos, que la mitad de la Tierra debe ser destinada a la protección de la vida silvestre. Esta sería una manera de mitigar los daños que ocasionamos a la biosfera terrestre. Wilson dice: “He llegado a apreciar que estamos destrozando el planeta, especialmente la parte viva del planeta” y "La biodiversidad en su conjunto forma un escudo que protege a cada una de las especies que lo componen, incluidos a nosotros mismos".

Rinoceronte blanco (Ceratotherium simum). Todos los rinocerontes aparecen en la lista roja de las especies más amenazadas del planeta

La magnitud de la problemática ambiental y de pérdida de biodiversidad en el planeta es tan grande que amerita una solución drástica urgente: destinar la mitad de la superficie terrestre a ambientes naturales protegidos. Esto garantizaría evitar las extinciones en masa y preservar incluso el futuro del hombre.

Nuestra especie ha pasado de ser un simple elemento más de la biodiversidad de nuestro planeta, a convertirse en gerente del mismo (aunque bien mal que hemos cumplido ese papel). Si somos parte de un conjunto, es lógico pensar que lo que afecte a cualquiera de las partes tarde o temprano repercutirá también sobre el conjunto en su totalidad --incluidos nosotros.

E.O. Wilson sugiere que todavía hay tiempo para preservar, en “la mitad de la Tierra”, la biodiversidad restante en aquellos lugares relativamente intactos o que podrían recuperarse.

La foca monje del Mediterráneo (Monachus monachus) es otra de las especies de mamíferos más amenazados del planeta. Fuente: mediterraneanmonkseal.org.

Actualmente, las áreas de protección de la biodiversidad cubren alrededor de 15% de la superficie terrestre y 3% de sus océanos; para el 2020 se espera que sean por lo menos 17% y 10%, respectivamente, según el Plan estratégico para la Biodiversidad 2011-2020 del Programa Ambiental de las Naciones Unidas. Es evidente que elevar el porcentaje de áreas protegidas a 50% no va a ser una tarea rápida ni sencilla, pero el esfuerzo bien vale la pena para preservar la vida en la Tierra. 

¿Qué estás haciendo tú para ayudar a preservar los animales y plantas silvestres?


Teleferika.com: biodiversidad y conservación